Porno asiático, una invitación a la exoticidad

El porno oriental es una de las variantes del cine para adultos más conservador y endogámico que se puede encontrar en la industria del porno. Esto se debe a ciertos valores y códigos culturales del país que se hacen notorios al ver cualquiera de sus vídeos porno con asiáticas.

Es más, en países como Japón o la China, se ha encontrado que las personas ven casi que exclusivamente porno asiático, dando a entender que son un tipo de cultura que le da preferencia a las obras que son propias de su territorio, antes que a las de otras zonas del globo.

Pero… ¿De qué se trata el porno asiático?

Usualmente quienes buscan vídeos XXX de asiáticas disfrutan ver otro tipo de mujer con características distintas a la de la mujer occidental. El rostro de quienes participan del porno asiático cambia considerablemente y esto hace que las actrices luzcan muy sexys a los ojos de un observador occidental.

Además de lo anterior, los vídeos porno asiáticos salvaguardan valores que son propios de su cultura, razón por la que hay escenas que no son tan comunes o por lo menos esperadas para una persona de Occidente. En ese sentido la alusión a personajes de anime o de la mitología de la zona son constantes.

Pese a que en estudios sobre el consumo de porno asiático de parte de los mismos asiáticos ha demostrado que 5 de cada 10 búsquedas son variantes gay, en el otro lado del mundo las actrices XXX asiáticas son consideradas como muy atractivas e incluso logran portadas en los principales sitios de vídeos porno en internet.

En conclusión, los vídeos de porno asiático son más que nada una invitación a situaciones exóticas que se salen por completo de lo que resulta normal dentro del mundo del porno en Occidente.

Costumbres e historia del porno casero asiático

El porno asiático y particularmente el porno casero asiático es una muy buena muestra de los valores culturales que encierra esta zona del globo pues en líneas generales se observa que las propuestas quizá no son tan atrevidas como sí ocurre con la industria del porno en otras partes del mundo.

Un poco de la historia del porno casero asiático

En buena medida se debe a que la historia del porno casero asiático se encuentra enmarcada en el conservadurismo y la endogamia de quienes actúan en los vídeos XXX de este lado del mundo.

Al hablar de conservadurismo queremos hacer notar que el porno asiático se erige por representaciones sobre la sexualidad y por ende del porno, en las que se opta por escenas que enseñen experiencias no tan salidas de tono. En ese sentido el porno casero es mucho más calmado que en otros sitios.

Ahora bien, tampoco se trata de dar a entender que no existan propuestas ingeniosas y llamativas. Por supuesto que las hay, pero en cuanto al porno casero asiático hay ciertas restricciones simbólicas.

Costumbres del porno casero asiático

Respecto a las costumbres, los asiáticos tienden a ser endogámicos con sus producciones de vídeos XXX. Esto significa la confirmación de los resultados de algunas encuestas que demuestras que las personas en países como Japón o China tienden a ver casi que exclusivamente porno asiático y no el de Occidente.

Además, en lo que se refiere al porno casero asiático se van a identificar rápidamente algunas costumbres entre las mujeres japonesas de los vídeos porno como que en la mayoría de los casos van a estar peludas allí abajo.

Lo mismo ocurre con ciertas restricciones en cuanto a enseñar partes del cuerpo que son clases en Occidente para la presentación de un vídeo porno, por tanto las distorsionan. Si nunca has visto el porno chino te animamos.